lunes, 5 de marzo de 2007

¿De que estan hechas las lagrimas?

La lluvia golpea rítmicamente el cristal de mi habitación hipnotizándome con su melodía y las formas que crea en el cristal: miles de ríos de lágrimas desbordados, como si leyera mi corazón.
Aunque hoy pronuncié juramento de no llorar, la música nostálgica que suena por el aire me retrae a tiempos apartados en los rincones de mi mente.

Recuerdos castigados a no ser mirados, tiempos de arrepentimiento, se tuviera razón o no.
Peor aún si se estaba en lo cierto, pues la razón se convierte en lacerante látigo que restaña sobre la carne desnuda.

¿De que están compuestas las lágrimas? Se podría buscar su composición química, pero seguro que cada uno tiene su poética formula para explicarlas.
Y también cada uno tiene el armamento para provocarlas en los demás.

¿Por qué en este camino debemos siempre escalar sobre los dolores?, condenados a tamizar la confianza, jugando apuestas perdedoras sobre la gente, sin opción a conocer las cartas, hasta ver que la mano ganadora se aleja por el aire.

Me rebelo a seguir el camino prefijado, y golpearé con furia el volante, aún a riesgo de salirme del camino. Se que no lograre escapar de los golpes que la vida reparte, pero me enfrentaré con ella cara a cara, y si quiere hacerme doblar la rodilla tendrá que golpear más duro de lo que la historia recuerda.

Decidido, abro la ventana y veo como al escampar asoma a lo lejos tímidamente el arco iris, y allí el tesoro escondido en el caldero, y pienso reclamarlo.

Quizás es que uno de los componentes de las lágrimas también sea la ilusión de algo mejor, y que aún se tengan ganas de descubrirlo.

5 comentarios:

La cónica dijo...

Condenar y castigar las frustraciones y sus expresiones externas, como las lágrimas, no evitan que el dolor siga ahí.

Jugársela por otras personas y que ellas apuesten por ti está bien. Pero la apuesta que manda siempre es la de cada uno por sí mismo. Y ahí gana el rebelde, el que no se rinde. El que hace posible lo imposible. O por lo menos, cree que se puede hacer. Con convicción.

629 dijo...

Te hacia un tahur.
Siempre sabiendo
mover las cartas.

La partícula de luz dijo...

quizá las lagrimas tienen como fin prepararse para cuando se cumpla esa ilusión, de modo q cuando llegue no seamos inexpertos, o al menos sepamos valorarla, pues tambien se aprecia mejor lo bueno cuando se ha tenido lo malo

Nathalie dijo...

Siempre escampa despues de la tormenta :) y, como me decía yo en un post, juégatela, hoy empieza todo...

besotes

gaia56 dijo...

quizás tengas razón... cuando surgen las lágrimas ya nos hemos levantado del abismo y estén hechas de la rabia que nos da alas para seguir...
saludos.