jueves, 13 de septiembre de 2007

El sonido de la sangre

Mi sangre debe ser de color gris, al menos los días turbios, cuando alguien corre las cortinas de algodón por todo el cielo, y toda la música que escucho suena a gotas de lluvia sobre el cristal, entonces el humor se disuelve como un azucarillo.

Otras veces el sol asoma anaranjado entre blancas nubes y deseo mojar un trozo de pan en su yema, añoro tiempos inocentes y felices encima de un columpio.

Tanto unas veces como otras, sin diferencia, terminan igual, con mi atención captada por alguna melodía balsámica, infalible para la desazón o la melancolía, y mi sangre cambia, se torna multicolor, eclipsando a las luces de la feria.

Entonces caigo en la cuenta, mi corazón debe funcionar como una batería solar, pero en versión musical, y bailo hasta agotarla.
¿y tu sangre? De que color es?

Da lo mismo la repuesta, no te esfuerces en buscar un color y contestar, solo cierra los ojos y escucha su sonido rítmico, esos acordes alegres que desean ser cantados, y baila, baila hasta el amanecer, y canta, canta como si te supieras todas las canciones del mundo.



Lllevaba con esta idea desde hace tiempo (desde cadiz), y tuvo que ser el otro dia cuando la frase de suzanne vega cobrara cuerpo en un texto

9 comentarios:

La cónica dijo...

Blood makes noise! Creo que mi sangre es naranja. Alguna vez se ha puesto negra, vuelve a su naranja habitual. Es bastante silenciosa, susurra entre mis venas una melodía escondida. Muchos creen que es muda, mi sangre. Pero canta. Bajito, pero canta. Canta acordes tan olvidados, que parecen nuevos.

Besos callados.

Lalaith dijo...

Pues mi sangre es roja y el que la tenga de otro color, mejor que vaya a un hospital urgentemente.

Bea dijo...

No sé si pincharme a ver de qué color sale... pero lo mismo es del color de los pelos de Pily b. "salmón histérico" :P

Preciosa la foto, acompaña al texto ;)

Kaos Baggins dijo...

la sangre debe cantar en alto, gritar y chillar hasta quedar afonica
y o saseguro que no es roja, eso es una apariencia de engaño, solo para que creamos en la realidad, pero en realidad es de colores, lo que pasa es que si fuera facil verla asi ¿que diferenciaria la realidad de la fantasia?

el lugar es san juan de gaztelugatxe al atardecer, creo que a 629 le suena el lugar aunque no lo vivitaramos a esa hora

mi dsangre ahora retumba con tambores de guerra

Bea dijo...

Tambores de guerra? Por qué? Contra quién o qué?

La cónica dijo...

¿Hay que alistarse? ¿Preparamos pinturas de guerra? ¿Nos ponemos las botas de matar? Lo que haga falta. A dar guerra, a presentar batalla, a no rendirse, me apunto. Me apunto a yodo también, y a venda para las heridas de guerra de los amigos.

Besos. Al ritmo de la percusión.

La cónica dijo...

P.S. Me apunto a yodo. A alcohol no, porque el alcohol no cura las heridas, en contra de lo que se cree.

Kaos Baggins dijo...

el alcohol no curara las heridas, ni siquiera las ahoga, que saben nadar, pero al menos las hace tener ganas de irse fiesta

los tambores de guerra no solo sirven para combatir, al menos no contra nadie, en ocasiones la sangre se mezcla con la drenalina y se tienen ganas de guerra, co ntra nadie, contra el mundo, rebelion y cambio, ganas de guerra, sin mas, pisar el acelerador y tirar el pedal del frno por la ventanilla

como diria un gran genio ¡mas madera!

La cónica dijo...

¡es la guerra! pues entonces sí que me apunto.