miércoles, 14 de mayo de 2008

Encadenado a un instante de gloria y perdición‏

Si bien pocas sensaciones placenteras pueden compararse con el alivio encontrado en la taza de un cuarto de baño buscado con desesperación, si este se halla en el interior de una catedral, debería considerarse como una experiencia religiosa.

Algo así debe pasar por la mente del viajero que sufre un repentino y acuciante apretón entre las frías galerías de una lejana catedral, así que en esas condiciones, el cartel que dirige a los aseos es una iluminación celestial comprable a las puertas de San Pedro.

No quiera la casualidad que el santo oficio se inicie por sorpresa para nuestro protagonista tras su entrada en semejante reino celestial, pues los coros angelicales coincidirían con la atronante tormenta desatada, y su alivio adquiriría dimensiones inenarrables.

Si llegados a este punto, envidiáis tanta fortuna y os gustaría vivir dicho éxtasis, tened cuidado con vuestros deseos, es posible que al salir os esperara detrás de las columnas un comando de religiosas beatas, armadas de rosarios semiautomáticos de repetición, tal vez molestas por que el ruido de la cadena y su cascada impidieran concentrarse al sacerdote durante su discurso

NO, no me sucedió, pero estuvo cerca, como si de uno de aquellos libros en los que escoges la siguiente pagina se tratará, en la catedral se dio la situación, el apretón y el lavabo dispuesto, y justo tras decidir salir, fuera al primer bar, se abrió la puerta para dar paso a la legión de monaguillos entonando salmos.

2 comentarios:

La cónica dijo...

¡Kaos!!

Eres un místico...

Mi última experiencia religiosa notable fue en París. Las máquinas expendedoras de medallitas (seguramente milagrosas) me trasladaron a una dimensión surrealista.

In Liverpool, on Sunday, no traffic in the avenues... (una canción de Suzanne Vega con otra experiencia religiosa en Liverpool)

Letanía de besos.

Kaos Baggins dijo...

posiblemente la catedral mas curiosa del mundo la de liverpool, con sus baños, su tienda, su restaurante, su jardin lleno de lapidas por todos lados, curiosa si

eso si, lo de mistico lo dices por que no has visualizado correctamente al comando de furiosas beatas armadas con fusiles de asalto disparacrucifijos