domingo, 17 de agosto de 2008

La balada de Malekith




Imaginad que abrís los ojos y solo veis oscuridad, sabéis que no estáis ciegos, podéis distinguir con claridad vuestras propias manos pero os rodea una negrura impenetrable sin rastro alguno de luz.

La nada inmaterial y distante sin apoyos ni sentido de la ubicación, donde conceptos como arriba y abajo carecen de significado.
El olvido eterno sin orillas que alcanzar ni corrientes,

Parece demasiado cruel pero esta fue la prisión de Malekith y mejor que se cuiden aquellos que se compadezcan de el.

En nuestra cultura popular los elfos son criaturas gráciles y armoniosas, en sintonía con la naturaleza y de gran belleza, aisladas, pero bondadosas.
Sin embargo, nuestra cultura es joven y otras antes que nosotros habitaron las tierras que ahora domamos brutalmente, cuando las criaturas ahora míticas, eran tan reales y cotidianas como un dolor de muelas.

Y ellos conocían de los Svartálfar, igual llamados Dökkálfar, y es que los elfos, como cualquier especie también tienen sus manzanas podridas, sus lobos naturales, y así es desde que nacieron cual crisálidas de los gusanos devoradores de Ymir, a la luz obtuvieron su belleza, y aquellos que se mantuvieron a la sombra, recibieron su oscuridad.

Malekith fue el peor de ellos desde el principio, conspirando para atacar los nueve reinos, celoso de la dicha de Midgard, nuestra tierra, atacó y asoló al hombre con los elementos, desde el fuego de Muspellheim al frío gélido de los antiguos inviernos, y fue con esta arma con la que casi acaba con la vida, exultante en su cercano triunfo hasta que Odin lo desterró, encerrando a su cruel aliado en un cofre perdido desde entonces.

Quién sabe si el famoso general invierno no fuera su rescoldo amaestrado por los rusos, pero si alguna vez se liberara, desdichados aquellos que lo vieran.

Flotando en su tenebrosa dimensión-celda Malekith casi recordaba sus hechizos, arcanas formulas de perdición, para perderlas al instante, y de repente, un diminuto punto de luz, apenas la medida mas pequeña imaginable, pero de una inmaculada blancura que por poco lo ciega, profanando la oscuridad.

Alguien ha encontrado a malekith, y por la grieta flota un copo de nieve, advertencia y clamor de futuras batallas.
El lobo ha olido la sangre, pobres de los que se interpongan.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Si habitualmente recomendaria antes los videos que mis textois, esta vez lo hago de forma aún mas encarecida, sik alguien noi ha tenido la ocasión de disfrutar del Lord Of The Dance, por favor, dadle al play del siguiente video y contadme si no es una maravilla...


2 comentarios:

La cónica dijo...

No he podido ver ninguno de los dos vídeos. El Youtube y yo estamos peleados. Aquí es por falta de sonido.

Es necesario explicar la maldad o la borriquería, que no cabe en la cabeza, que no entra en razón.

Es hermoso encontrar un cuento que lo explique, una leyenda. Sin ellas, el temor sería mayor...

Küß

Kaos Baggins dijo...

una pena, recuerda verlos cuando tengas sonido... ya te los recordare por si acaso

las leyendas explican todo, casi todo, aunque no siempre lo veamos

en este caso confieso que mi cabeza mezcla las leyendas con las historias del Thor de Simonson
aquellos comics eran una delicia para quienes gustamos de las leyendas