viernes, 12 de diciembre de 2008

Pasaporte al infierno



Aquellas almas torturadas pasaban incesantes, arrastrándose por entre las gritas de las rocas, hasta inundar los suelos.
Esencia de muertos anónimos, pues una vez traspasadas las fronteras del aliento, pocas señas de identidad son mantenidas, al menos no aquellas que no merezcan permanecer inmutables.

En su asiento de roca, encadenado por inexistentes responsabilidades, hacia sonar el cuerno con cada llegada, anunciando el goteo de almas diversas de toda índole y condición.
Llevaba allí más tiempo del que pudiera recordar, como también olvidó los pecados que le llevaron a tal penitencia, mudo, sordo y ciego, con su cara deformada en una lisa capa metálica, fría e insensible, así como carente de todo rasgo.

Le hubiera gustado chillar a todos esos infortunados que se arrepintieran de sus actos, clamar al cielo que se detuviera la rueda del mundo, pero le estaba vetado tal acto de rebeldía.
Sin amenazas, imposiciones ni ruegos, tan solo era su función, la única que lograba recordar, y así bramaba su cuerno, franqueando el paso al oscuro río, antaño denominado Estigia, a aquellos que eligieran los tortuosos caminos, y que cruzadas las aguas sufrirían no solo castigos, sino la futilidad de sus pecados, cuando se hallaban rodeados de semejantes.

------------------------------------------------------

Me recomiendan visitar la pagina de Javi “Moléculas”, y tan solo la primera ilustración de portada, ya me basta para cautivarme.
No dudo que me perderé por sus rincones, pero espero que este pequeño texto sirva como homenaje inicial, y que más gente se anime a visitar la pagina, que desde ya se encuentra entre mis favoritas.

Dibujantes.org - Javi "moléculas"

1 comentario:

La cónica dijo...

Parece algo cansado de tocar siempre las mismas dos notas que anuncian más de lo mismo: más dolor, más tortura, más almas rotas.

Le paso a Javi el enlace. Gracias por pasarte. ESAS CAÑAS!!!!!