miércoles, 30 de diciembre de 2009

legendary 2010

Cuando pensamos en una gran ciudad, vemos la modernidad, dinosaurios de asfalto y tecnología, pero una ciudad no es tal sin burdeles ni suburbios.

Las ciudades son animales cambiantes, que mudan su piel y colores para adaptarse a los tiempos, al igual que sus habitantes.
Camaleones borrachos de luces y avenidas pisoteadas, aunque mantengan la vena cínica de bohemios que apuran la calada entre semáforos, o algunos glóbulos rebeldes sigan disfrutando de un café en compañía.

A veces nos creemos lo que queremos ver, las grandes carreteras y relucientes rascacielos, con verdes parques a sus pies, venas, cerebro y pulmón, como cualquier ser vivo.

Pero si nosotros tenemos hígado que corromper con nuestros vicios y deseos inconfesables, incluso excrementos, por que no los iba a tener de igual manera una ciudad.

¿Quién no guarda un muerto en su armario?
Tan solo tres grupos, los bebes, los crédulos e inocentes pardillos y los mentirosos,... y de ellos los pardillos o no se dieron cuenta o son también mentirosos.
Y por supuesto nunca te puedes creer lo que diga un mentiroso, aunque sean los más fiables, sabes que lo que digan serán mentiras.

Pero hoy la ciudad se vestirá de gala, lucirá esplendorosa como esa muchacha en su primer baile, y nuestras rodillas temblaran, por que nos queda poco para terminar el año, y lo haremos pensando en todo lo que deseamos que sea el próximo.

Que se repartan las cartas, que haya suerte, tengo un buen presentimiento y se lo voy a susurrar al oído a la ciudad, por que ella también tiene sus propios deseos de año nuevo, y espero que sea mi cómplice, sellando el pacto con un brindis de conspiradores a medianoche.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Mientras suene la música

Mientras suene la música.
Cuando suene estaremos juntos, sentados en aquella mesa.

El sol ya amenazaba con ocultarse detrás de un campanario, colándose tímido entre los árboles, y las notas del piano salían del bar bailando junto a la voz de la cantante, dibujando arabescos que terminaban en tu melena.

Aquella música que marcaba discreta el ritmo de las cervezas y el humo de la pipa de agua que aspiraba a convertirse en etéreo pentagrama de una tierna balada.

Mientras aquella canción sonara no importaba nada, ni que luego nos olvidáramos, ni tu marido, ni los años que llevábamos sin vernos, ni siquiera lo que nos dijimos.
Escuchándola olvidamos todo lo que conocíamos y aprendimos de nuevo.

Al final, el disco terminó y no nos volvimos a ver, pero cuentan que fue la canción más larga jamás escuchada, la más hermosa también.

Que más da que ni tu ingles ni el mío fueran los adecuados.
Que mas da que lo que pensaba haber pedido como plato de carne fueran en realidad raviollis fritos (rellenos de carne, eso si) cuando llegaran a la mesa.
Que más da… mientras aquella música invitara a navegar en tus ojos verdes.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Sombras de la memoria



Me sirvo otra copa sin escatimar el ron mientras continuo mirando la pared vacía, un muro desnudo y blanco, pero mis ojos la ven a ella, su negra melena y esa piel pálida en la que resaltan los labios de un carmesí profundo y húmedo, goteante.
Las gotas de sangre caen delicadas de sus colmillos tratando de no hacer ruido al impactar en el suelo, donde bailan y se deslizan en la madera.

Sé que ese fulgor vital ha salido de mi cuello, igual que se que no la estoy viendo, que tan solo se trata de un recuerdo silueteado en una sombra, pero mis sentidos continúan anclados en aquella noche.

La acababa de conocer, parecía desvalida en el frio sobre aquel montón de nieve, y la ofrecí calor, vino, una cama donde reposar, sin que surtiera efecto, porque ella era muy consciente de la única forma en que podría haberla ayudado y se resistía.
Yo por el contrario era consciente de sus reservas, las defensas levantadas ante pasadas heridas, que jamás cerraría el tiempo, y es que nos engañamos cuando afirmamos que las arenas del tiempo lo curan todo, jamás pueden con las heridas del corazón.
Sus ojos traslucían pena, compasión, pero también una firme determinación, la de aquellos que han consagrado su vida a una misión. Más tarde me enteré que había jurado vengarse de aquel que la convirtió, pervirtiendo su alma, y que además la había arrebatado su nueva no-vida, acabando con alguien importante para ella.

Enamorado de aquellos ojos, y su mirada firme, solo pude rendirme a mi subconsciente que conocía mejor que yo mismo lo que debía hacer.

Al principio se resistió, no quería, incluso después, tal como ahora la veo erguida delante mío, estaba consumida por la pena de haberse alimentado de mi.
Mientras las gotas caían trataba de explicar, más para ella misma que para mí, que no podía permitirse corromperme, no quería verme convertido en un nuevo vampiro condenado a vagar sin rumbo ni alma, lo que solo la dejaba una opción, saciarse hasta dejarme tan seco que no volviera a levantarme.

No me importó, como tampoco me importa que ahora mi casa permanezca vacía porque afirmen que está encantada. Además es cierto, me deje llevar en su mordisco, pero me negué a abandonar el mundo tal como lo conocemos, esperando que algún día vuelva aquí y la vea en realidad, no tan solo un recuerdo sobre la pared, una sombra de la memoria.

Tan solo me dejo su nombre, Marie.



- - - - - - - - - - - - - - - - -

Vuelvo a escribir de Marie, mi Marie, mi vampira preferida, que continua susurrándome sus aventuras mientras persigue a Pierre.
Aún no ha descubierto que ocurrió en el faro, cuando ya pensaba haber escapado a la maldición gracias a los rayos de sol y a aquella joven.
Solo sabe que despertó en una habitación de un faro desconocido, encima de un charco de sangre, y que allí había estado Pierre.
Lo perseguiría y lo haría sufrir, no por convertirla en vampiro hace tantos años, sino por volver a traerla, el demonio sabe cómo, y especialmente si eso implicó algún daño para su joven compañera, de quien sospecha que era la sangre.

Mientras tanto sus susurros son deslavazados, trata de orientarse, y yo me siento como el narrador de este relato, intentando ordenar su historia.

En cualquier caso, todos sus sususrros estan en la eqtiqueta Luna de sangre

martes, 1 de diciembre de 2009

13 negro



Hay un número en la ruleta de la vida que esta trucado por naturaleza, el 13 negro, y solo admite una apuesta, el alma.
Pongas las fichas que pongas, el crupier se sonríe porque sabe mejor que tu el canje de la jugada.
Igual que conoce el número de botellas que caben en tus venas o el número de besos que puede bombear tu corazón antes de romperse, mareado por tantas vueltas en la barra vertical de la luna, siempre cayendo.

Si cuando llegues al suelo, debajo habrá cojines rojos, una preciosa mujer, o los adoquines de la calle, es algo que solo descubrirás al golpear…
Aunque como todo buen jugador sabe, el resultado solo depende del número de veces que apuestes, pues el final siempre es el mismo.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Rambo de fin de semana

Conduces sin rumbo entre los neones y semáforos, colores y rostros fugaces que te recuerdan el pasado que dejaste en el otra ciudad, en casa o en el trabajo, en aquella carta nunca enviada que murió en un cajón aunque te siga doliendo, o cualquier otro recuerdo.
La ropa nueva hace las veces de pintura de guerra y traje de camuflaje, mientras las heridas de combate se guardan bien cerca, al lado del corazón.
Cierras los ojos con fuerza, negando las imágenes de la memoria, y pronto descubres que has aparcado otra vez en la misma calle, la suya, sin haberlo pensado pero de nuevo no esta allí.
Desarmado y peligroso acudes al combate sin miedo, como solo hacen los estúpidos y los suicidas.
Y aún salvas las primeras escaramuzas envalentonado por creer que has recuperado el control de tu destino. La suerte cambia cuando reprimes las ansias de arrancarle la cabeza al pincha por recordar vuestra canción, aquella que rayaste de tanto escuchar una cálida noche de verano. Y subes al monte plantando emboscadas en las que quizás caiga alguna minifalda incauta, para luego descubrirte tu mismo aprisionado.
El alcohol no te deja recordar más y solo resta la esperanza de que el general resaca te despierte mañana sin estridencias y el pasado se haya fugado al mismo desierto que el futuro.

viernes, 6 de noviembre de 2009

Concierto de Lacrosse

Con las ganas de ir a ver a Lacrosse (enlace a atrapalo con las opiniones del concierto) que tenía y al final por una emergencia del curro me tuve que quedar en tierra.... estamos locos los informaticos :(

y encima cuando por fin logro que una amiga, que si pudo ir, me cuente el concierto, me confirma que estuvo genial :(




en fin, como prometí hablar del concierto, aqui esta lo que me ha podido contar (gracias Patri):

La sala estaba bastante llena y había algún que otro actor de moda por ahí. El que no podía faltar y no faltó fue Julio Ruiz (presentador de Disco Grande, radio 3, un básico). Los teloneros, "The honeckers" se quedaron un poco cortos (de todo), pero el personal estaba entregado. Buenos, pero la voz de la cantante se quedó floja. Alguna versión que le hubiera encantado a Juan de Pablos.



Lo mejor vino después, y es que de forma totalmente inesperada y fuera de agenda Pelle Carlberg se marcó un miniconcierto acojonante. Con la última canción (Pamplona) se nos metió a todos en el bolsillo y dejó al personal más que caldeadito.


LACROSSE. Brutales. Nos regalaron una hora de concierto (empezaron a las 12) que a algunos se nos quedó corto. Apiñaditos los 6 en el mini escenario de la sol y con la energía que mueven, parecía el camarote de los hermanos marx. Los dos cantantes, increíbles. No pararon de bailar como locos, no perdieron la voz en un solo segundo, no cayó la energía ni un poquito. Con el primer tema ya habían montado la fiesta, y no había hecho más que empezar. Fueron intercalando temas de "This new year will be for you and me" (temazo tranquilito para descansar, junto con "excuses, excuses" del 2º disco) y "Bandages for the heart" (el último disco).
Estábamos en primera fila y el cantante no hacía más que bajar a tocar con la gente. Ella es un amor, salió con una diadema con un lazo preciosos puesto en plan tocado, una falda dorada monísima y a bailar como una loca!! Qué voz tiene ella, es genial. Energía a raudales, y un par de bises. Momentazo: "You are blind" y "my stop". Y como músicos son realmente buenos... eso también.





Definitivamente, me quedo con la espina clavada de no haber podido verles en directo, y me prometo acudir la proxima vez que me entere que toquen por aqui

jueves, 5 de noviembre de 2009

Angelo de Luz


version de Enter Sandman, por Esperanza Galera, de la que recomiendo entusiastamente su blog, tanto para quienes les guste el sonido como para quienes quieran aprender a tocar, incluso con video-tutoriales para quienes quieran grabarse tocando la guitarra.




El padre Angelo gestionaba la parroquia del pueblo de Luz, en medio de una selva perdida, uno de esos últimos reductos donde el progreso es un rumor, una tormenta que se avecina en el cielo, pero que se espera que tarde en llegar, y alejados de cualquier clase de recurso natural los grandes depredadores económicos los iban dejando de lado.

No había duda que cualquier día aparecería la maquinaria pesada de la civilización moderna, pero mientras tanto, ni el solo lograba llenar los huecos entre las cabañas, tapado por las ramas de los árboles, lo que le convertía en un perfecto lugar para esconderse, un reducto alejado del tiempo.

Angelo no temía inspecciones o visitas de la iglesia, puesto que su capilla no constaba en ningún registro, y mejor así, puesto que el mejor que nadie era consciente de que su agua no era bendita, ni el terreno consagrado, ni el mismo estaba ordenado, no podía estarlo siendo maldito.

Jamás salía de aquellos muros durante los periodos de sol, desde que llegara hacía 15 años, tan solo representaba un drama marcado por la fatalidad, retrasando el momento que al fin había llegado. La joven Andrea era mayor de edad y pretendía casarse. El oficiaría el sacramento, conteniendo las lágrimas, aunque fuera invalido para la iglesia, impío dirían. Ella era su hija, y el un vampiro camuflado.

15 años atrás, en una de tantas guerras absurdas, justo el día en que debió haber sido ordenado, su pueblo estaba siendo ejecutado en una iglesia, su hija seria una de las siguientes, y el entro en modo de furia, profanando el báculo del párroco, con la sangre del corazón de uno de sus captores, literalmente atravesado por el bastón.
Partida la madera, utilizó lo que quedaba para seguir clavando en rostros, y su propia mandíbula para desgarrar gargantas.
Imposiblemente espoleado por la desesperación, acabó con los 4 hombres armados, para huir con la pequeña por encima de los aterrorizados supervivientes, nunca supo si alguien más logro huir de allí, ni le importó jamás.

Aquel suceso maldijo su existencia, dudaba que los mitos fueran reales, pero él renegó de la luz, escondiéndose al principio hasta encontrar el techo de la parroquia del poblado de Luz, de donde nunca salió de día. El único crucifijo esta partido en su extremo inferior, recuerdo de su conversión, y su hija entregada a una familia local, aduciendo que se la encontró abandonada.

Cada noche recorría los bosques, alimentándose de animales a los que degollaba vivos con su propia mandíbula, sin volver a alimentarse de seres humanos desde su huida, aunque bien supiera el diablo de sus tentaciones, pero esta tarde seria feliz por fin en su tragicomedia, viendo de nuevo a su hija.



Las fotos pertenecen a la pelicula koreana “Thirst” de Park Chan-Wook, de este mismo año

lunes, 2 de noviembre de 2009

Nuevas historias

Esta página necesitaba algunos replanteamientos, básicamente por que la gasolina con la que la empecé se agotó hace algún tiempo, y eso provocaba que los personajes, las historias siguieran sucediéndose por mi cabeza, pero ya no alcanzaran la fluidez necesaria para plasmarse rápidamente en letras escritas.
Marie a seguido persiguiendo a Pierre, tratando de vengarse por lo que ocurrió en el faro, y los vampiros continúan acechando en cualquier esquina, aunque ahora se volvieran un poco más discretos.
Mi cabeza ha ido llenándose otra vez de historias, de ensoñaciones absurdas e imposibles, y vuelvo a sentir la necesidad de abrir la válvula, de contar locuras.

Quizás no sean tan elaboradas ni tan extensas, por que el tiempo es el que es, y todavía no he logrado perfeccionar la maquinaria que me permita doblegar los relojes a mi antojo ¿alguien tiene un condensador de fluzo a mano?

Levantaos los cuellos de las camisas, colgar una ristra de ajos de las ventanas, y cuidado con a quien invitáis a entrar, los vampiros solo pueden traspasar una puerta si les invita por propia voluntad, solos pueden cruzar un cauce de agua si se les ayuda, pero son increíblemente persuasivos.

Y la música….. Quizás por hay venga el nuevo hilo conductor, que arranque el motor, ya que se me acabó el paquete de galletas de chocolate, para empezar, este miércoles acudiré al concierto de Lacrosse, el ultimo descubrimiento saltando de video en video, y pinta genial.
Aquí esta el video que me los descubrió en youtube:


Y como la música donde de verdad se disfruta es en directo, este miércoles en la sala “El Sol” podré comprobar si responden a la Buena pinta que tienen (y todavía se pueden conseguir entradas).



por cierto, otro de los grandes motivos de haber bajado el ritmo aqui a sido el incrementarlo en el lanzamiento de otro proyecto, las cronicas y articulos de basket en la pagina de los Fuenlabrada Blues

jueves, 8 de octubre de 2009

El lunes que se comio una ciudad



Las emisoras de radio lo empezaron a comentar el día siguiente antes del amanecer, aunque no intuían el alcance de la situación.
En la capital se repetían milimétricamente todos los valores atmosféricos y previsiones del lunes, algo que no molestó a nadie por el buen tiempo que había hecho.
Sin embargo, con los primeros noticiarios matinales se desató el conocimiento en todo el país, las señales de los medios de comunicación reproducían las mismas noticias del día anterior, un desliz imperdonable que costaría cabezas, y no se trataba de una redifusión, se veían distinta escenas en los estudios, la gente llevaba distintas ropas, simplemente ocurría lo mismo, volvía a ser lunes.

Algo tan inocente puede ser catastrófico, imaginaos una semana de siete lunes, a que ahora suena peor.
Los estudiantes llegaban al colegio para el examen semanal, pasando lecciones diariamente a base de exámenes, el tren se averiaba en la misma estación a la misma hora, y el viajero podía reconocer esa especie peculiar de bostezo lunero, inconfundible con los de cualquier otro día.

En las ciudades cercanas no salían de su asombro, no era posible que ellos fueran acercándose al frío mientras las tormentas esquivaban aquel microclima lunero, pero cada mañana recibían con estupor el tren expreso de las 10 que venia de aquella extraña ciudad de locos.
No permitían a sus viajeros bajarse y aislaban el andén en prevención de infecciones.
Daba lo mismo, los pasajeros, ya fueran trabajadores o turistas se veían obligados a estar de nuevo en su ciudad de origen para volver a tomar el mismo tren a la mañana siguiente.

Jaime era uno de los miles de casos corrientes, a sus 15 años estaba como loco por llegar al martes para cumplir años y que le regalaran su consola, pero esta seguía esperando en el armario, todavía le faltaba una hoja del calendario, que por más que arrancaba furioso, cada mañana volvía a encontrarse impoluta.

Al año, la ciudad había sido desprovista de su capitalidad, ya que como es lógico era imposible gestionar nada si cada sesión tenia el mismo orden del día, y la gente empezaba a pensar en sublevarse, hartos de aquel estado de perenne inicio de semana, sin poder disfrutar de ningún día de vacaciones.

Algunas profesiones se mostraban especialmente irascibles, como los deportistas, que no habían dejado de entrenarse pese a no disputar ninguna competición en un año, aunque los que libraban en lunes desde luego estaban encantados.

Los más emocionados sin duda fueron los científicos, que rodearon la ciudad de un enorme traje anti-contaminación (traje que se prolongaba por las líneas de tren hasta los andenes de cuarentena en las estaciones de destino) y podían disfrutar de su propio campo de juegos.
Y que decir de los psicólogos, que hacían su agosto continuo, por videoconferencia, desde luego.

Aquel lunes se había comido una ciudad, hasta que dejo de ser noticia, como casi todo lo que pasa en el mundo. De vez en cuando algún iluminado buscador de fortuna aseguraba haber encontrado la vacuna contra el lunes carnívoro, pero estos empezaban a ser tratados de lunáticos mientras el mundo avanzaba.

La última vez que se supo de aquella ciudad, nadie recordaba su nombre, y se les requirió como especialistas, ya que un 6 de enero había tomado la plaza roja de Moscú, para alboroto de los niños y desesperación de los padres, mientras que una tormenta veraniega se había cansado de viajar y había decidido asentarse en medio de Las Vegas, para relajarse jugando a las tragaperras, para descubrir a las dos semanas que le diagnosticaban ludopatía profunda ¿y como se le cura la ludopatía a una tormenta veraniega?.

Los habitantes de aquella ciudad olvidada hubieran querido ayudar, pero en parte estaban ocupados viviendo su lunes, y por otro lado se sentían algo resentidos por su situación y el olvido del mundo.
Es lógico, a quien le gustaría vivir continuamente en lunes, le agria el carácter a cualquiera.


- - - - - - - - - - - - - - - -

y no, no me he acordado del dia de la marmota, ha sido mas bien de la Doom Patrol y del cuadro que se comió Paris

Evidentemente, la música debería ser el "I don't like mondays" (Boomtown rats) pero ahora mismo no puedo acceder al youtube, asi que la estoy poniendo "a ciegas", espero haberla puesto bien, si no, luego la colocaré bien

Finalmente he encontrado una version por Bob Geldolf, el autor de la cancion y Bon Jovi, que me ha resultado curiosa

lunes, 17 de agosto de 2009

El libro de San Pedro


Las puertas del infierno se abren de par en par, tienen la forma de tus labios.
Tras ellos se puede ver tu cama y una copa de champagne.
La copa apoyada en tus senos, y mi cordura al borde del precipicio.

Toda mi razon me impide entrar, todo mi corazon arde por abalanzarse.
Mi sangre inclina la balanza, y no duda de la parcialidad resultante.

Desde la espalda mis sentidos ignoran los olores de un croissant y un café recien hechos.
San pedro se ha jubilado y le ha dejado el puesto a tus recuerdos.
Desigual competencia.
Solo me queda averiguar si el veredicto será cielo o infierno...
ummmm quizas infierno

[El dibujo pertenece a Victoria Frances]

domingo, 16 de agosto de 2009

Extraña resaca


Como cada amanecer dominical quería morirse, odiaba a sus vecinos, tapiaría las ventanas y le metería la moto por el culo al niñato que aceleraba en la calle.
Si habéis tenido alguna resaca sabréis bien como es la sensación, y entre nosotros, ahora que no nos lee nadie, todos los presentes hemos sufrido unas cuantas.
Marie no tenia problemas con las copas, otra historia eran sus “victimas”, y si, os vuelvo a escribir de mi favorita vampira personal.

Imaginad beberle la sangre al incauto de turno, que previamente había confundido sus venas con una destilería y después el abrazo de Marie con deseo sexual, ella solo quería alimentarse de sus venas, y el whisky corroer su hígado, solo tenian en comun lo nocivo del final.

¿qué demonios habría bebido aquel imbecil? imposible saberlo a estas alturas, pero eso si que era un buen bloody marie cargado. Debería recordar no volver a alimentarse de la sangre de alguien así.

- - - - - - -

El video hoy no pertenece a ninguna cancion, sino a un anuncio, pero ¡que anuncio!
glorioso cantona... au revoir

jueves, 6 de agosto de 2009

SPAM en Hobbiton

El otro día me llego uno de tantos emails de spam que andan circulando por la red, aunque este cumplía varias premisas para dedicarle al menos unas sonrisas

El caso es que había burlado las defensas habituales, y tras localizar la cuenta de correo correcta esquivando las cuentas de registro en lugares sospechosos, había entrado en la bandeja de entrada sin marca alguna de spam que detectaran los filtros.
Tampoco es que sea tan inusual, pero el mail ya puntaba maneras.

Se trataba de uno de esos habituales que recogen tus nombres y apellidos de alguna operación de registros y los utilizan en la composición del mail, y como ya he dicho llegó a la cuenta correcta, con lo que supongo que los datos fueron “interceptados” de algún registro en principio fiable, y que alguien debería revisarse la lortad.

Sin embargo, me debí fiar lo suficiente para poner el correo pero los datos reales, y me registre, fuera donde fuera como “Nombre: Kaos; Apellido: Baggins”.

Yendo al grano, que me disperso, el mail pertenecía a un reputado abogado, y me avisaba del lamentable fallecimiento de B.Baggins (si, si, de los Baggins de toda la vida, o como se dice en cristiano, de la familia Bolsón, de los de Bolsón cerrado), el cual en ausencia de herederos tenia una fortuna dispuesta a ser recogida por el familiar que su abogado encontrara.

Este, rastreando por el apellido, me había encontrado pese a estar en un remoto país, que digo yo que ya son ganas de mirarse las paginas amarillas de todo el mundo para ir a soltar dinero.

Y claro, la casualidad e la inicial B. Me llevo a deducir inmediatamente quien era el fallecido, no podía ser otro que el bueno de Bilbo Baggins, que efectivamente se había mudado al remoto lugar donde se fueron los elfos.

Si, ya se que se fue con el advenedizo pusilánime y caratriste de Frodo Baggins, pero claro, este se liaría con cualquier elfo que le diera con su anillo...
Siempre dije que ese Frodo no era de fiar, no paraba de mirar el anillo de Bilbo, y cuando lo sostenía le ponía ojitos al anillo, como si pudiera hablar con el, y al final desaparecía sin dejar rastro, seguro que tenia algo que ocultar.

En fin, que el abogado me solicitaba dinero para traer la fortuna a la comarca, pero no, a eso no estoy dispuesto, que un abogado, y encima posiblemente elfo debe ser hueso duro de roer, y un barco de alas blancas tiene que tener un alquiler de cojón de orco mínimo.

Le escribiré de vuelta avisándole de que yo acepto como herencia la casa de bolson cerrado, a Dardo si se la dejo en la casa, y todavía estudiare demandar a Frodo ante los juzgados de Minas Tirith por dilapidar parte de la fortuna familiar dejando perderse el anillo.

- - - - - - -

Tambien es casualidad que el spam usando mi nick Baggins le pusiera al difunto la inicial B, si es que van provocando las paranoias de la gente



Me pregunto en que rama de la familia Baggins estare yo, ¿será guapa Angelica Baggins?

sábado, 18 de julio de 2009

¿que hay detras de una mirada?

Para retornar aqui, no podia ser de otra manera, sino con un relato de una vampira... de Marie
- - - - - - - - - - - -


Mi nombre es Marie.... mis apellidos no importan ya, en realidad hace tiempo que ni los recuerdo, ni lo intento por lo que duelen.

Que sentido tiene el legado de una estirpe cuando has mirado al abismo y la oscuridad te ha devuelto tu rostro reflejado en el humo de las cenizas del futuro.

Tan solo queda huir, y tan solo se te ofrece una dirección, caer.
Aunque te niegues y corras, pero solo retrasas el momento.

Quizás me imaginéis apoyada en una barra oscura y envuelta en humo, con una jarra de cerveza o un vaso de alcohol en la mano. El diablo sabe de vicios en las atmósferas mas sórdidas.
Ese encanto bohemio de los seres autodestructivos, quejándose de su propia complacencia y disfrutando de las vistas por la pendiente, de su mundo yéndose a la mierda, y celebrándolo entre caladas.

Si, solemos esa imagen, pero no es el caso, estamos en un mes de julio soleado y caluroso, jovial incluso, anochece y me pongo mis mejores galas, exiguas de tela hasta la indecencia y afilando los colmillos, una leona dispuesta para dar inicio a la cacería.

Maldita y superviviente, ambas cosa en contra de mi voluntad, soy lo que llamáis vampira.

En el imaginario popular se asocia a los vampiros al frío invierno, donde su palidez pase desapercibida entre pesadas capas de pieles y la timidez de las luces en tiempos de miedos y magia.

Pero el verano, aunque reduzca nuestras horas de “vida” las convierte en un orgasmo de placer gloriosamente sublime.
El sol sigue huyendo de nuestra luna protectora y los encendidos ánimos de la gente les hace ofrecerse descuidados ante nuestros colmillos.

Mientras entro en el ascensor para salir a la noche, el vecino clava su mirada en mi escote, voluntariamente exuberante, una trampa de miel para incautos golosos.
A él tan solo le costará una discusión con su ofendida mujer, pero quizás otro día comparta el final de mi cacería de esta noche, no lo mordería por placer, sino por venganza de todas las jóvenes a las que el devora con la mirada y sus rápidas manos. En ocasiones no si cual de los dos es pero depredador.

Los neones dan lugar a días oscuros entre copas y músicas frenéticas, hasta que algunos incautos se prendan del cuerpo incorrecto. Como un animal de la sabana, la presa mas lenta es seleccionada, en este caso además, la presa que demuestra peor educación, la más prescindible para la manada, aunque es importante que no se encuentre totalmente ebrio, si el alcohol de mala calidad ya es insufrible por naturaleza, a través de la sangre caliente se vuelve un tormento aun mayor.

Una balada marca el final del proceso, y los cuerpos se acurrucan, un beso en el cuello cierra la trampa, y sus ojos se cierran mientras mis colmillos se marcan.
Los oídos captan un leve ruido al rasgarse su piel, imperceptible para el resto por la música, y su organismo genera adrenalina suficiente para insensibilizar un elefante, alarmado por la intrusión y estimulado por las sustancias que le penetran a través de mi saliva.

Sus ojos se tornan en un éxtasis que todos confunden entre embriaguez y el placer carnal, pero el único autentico placer es sanguíneo y me pertenece, mientras sorbo el alimento de sus venas.
Mi sangre esta corrupta por ancestrales maldiciones y se evapora, desaparece por mis poros, como un mal recuerdo, al igual que el leve contacto con el sol la inflamaría en mis capilares, de ahí el origen de la leyenda sobre nuestra debilidad.

Aquí en el pub de moda, simulando ser una de tantas turistas pálidas en busca de fiesta y amor rápido, puedo satisfacer mi sed sin peligro, rodeada de gente que no sospechara nada, ni siquiera cuando el chaval se quede adormilado en sofá, con sus amigos mofándose por no rematar la supuesta faena.
Verán su entrepierna mojada y todavía se reirán mas de él, confundiendo la orina provocada por el terror absoluto. Pero él jamás confesará lo que ocurrió en realidad, que fue mordido y sorbida su sangre por una vampira.
Al menos no lo hará ni no le gustan las habitaciones acolchadas.

Si, el verano es una buena estacion para una vampira liberada.

miércoles, 27 de mayo de 2009

El peso de un pensamiento

3 de la tarde y el sol primaveral acariciando las flores, sacándolas los colores, haciendo que sonrían los enamorados.

Un paisaje idílico a la espalda de San Pedro, si no fuera por la joven que corre despavorida calle arriba.

Su cara no alcanza el terror, no seamos alarmistas, que no se incendia nada, al menos irreparable, así que abortar las evacuaciones.

Si que preocupa a los transeúntes, por su velocidad y la clara sensación de que huye, de que no quiere mirar atrás, solo confía en que sus pies san lo bastante rápidos, sin mirar atrás.

Conseguirá alejarse, no cabe duda, escapara y será otra historia.

Tras ella un joven, mayor que ella y atlético, la alcanzaría sin dudarlo, si el ramillete de flores de su mano no pesara tanto.

Se encoge de hombros y le ofrece las flores a la pequeña que va tranquila en su carrito,. Para irse calle abajo disfrutando del sol, sin pensar.



La foto pertenece al castillo superior de Vilnius, en la arsenalo gatve
Vilnius, como Lituania entera se revelado como una experiencia completamente enriquecedora, por turismo y vitalmente, ahhhh, las vacaciones.......

la escena es veridica, del primer dia paseando por sus avenidas

jueves, 14 de mayo de 2009

Per y Marie, Marie y Per

La imagen, el miércoles pasado Per Gessle daba un concierto en Ámsterdam dentro del “Night of the proms” y a mitad de concierto invito a Marie Frediksson a subir y cantar juntos.



Así se producía el reencuentro de Roxette en un escenario, después de que ha llovida tanto.
Marie ha superado malos momentos, difíciles ante el cáncer invasor que la amenazaba, lo que convertía el momento en algo tremendamente emotivo.

A partir de ahí, junto con la alegría por la recuperación de Marie, la imaginación de los fans se desbordaba, ¿seria posible volver a ver a Roxette?

Ya han aclarado que en principio esto no significa un nuevo disco, pero si que ese estudia la posibilidad de una gira, tal vez pequeña, tal vez en locales reducidos, nada de grandes estadios, todo supeditado al estado de Marie....
Pero suficiente para ilusionar.

Marie ya actuó en navidades en “Sjärnklart” y eso parece haber subido su nivel de adrenalina y recordar la pasión por el escenario.

martes, 5 de mayo de 2009

de tapas y vermuts

Uno se va de aperitivo tan tranquilo, dispuesto a desparramar todo lo posible,
sabiendo que las barbacoas sin lanzallamas llevan su tiempo y que las costillas saldran mejor despues de unos cuantos licores espirituosos y tapitas para no tener prisas estresantes,
vamos, lo que viene siendo buena vida, de la sana

y en un alarde, decidimos cambiar los litros y litros de cerveza por vermut, con su aceitunica y todo

menos fashion que en al foto, eso si, servido en tubo, pero suficiente para incitar a la conversacion desmedida y deslenguada
una de esas escenas en las que se arregla la vida, el mundo y parte del universo en la barra de un bar

y la camarera sale de cocina con la reglamentaria tapita para deleite de los estomagos ya ansiosos y.....

y.......

y.......

pero........

¿esta es la tapa?.......

pues si, nos sirvieron unas lentejitas con oreja, muy parecidas a las de la foto, riquisimas
pero ¿unas lentejas con oreja como tapa para unos vermuts?
de verdad que nunca dejare de sorprenderme de lo que pueden llegar a servir como tapa en algunos lugares

PD: por supuesto que volvere al lugar a ver que me sirven la proxima vez
PDII: pese a la costumbre del blog de adornarlo todo con seres nocturnos y mitologicos, esta vez era incapaz de escribir relatos con esto, mas que señalar lo que sucedió

lunes, 4 de mayo de 2009

Duendes y trasgos

El tiempo se tomo media hora libre, miro a otro lado,
y los duendes, trasgos y brujas, aprovecharon el descuido.
Seres que no habían saboreado el aire ni visto el sol
desde que el hombre cambio la imaginación por las tuercas.

La luna había hechizado al sol para que no les viera,
y cuando fue consciente del engaño les persiguió.
Aunque algunos lograron esconderse entre nosotros,
enmascarados y ocultos por sus capas.

Temedles siempre que no encontréis algo en su sitio,
si respiráis, mirando con calma a vuestro alrededor,
quizás les veáis sonrientes, escondidos tras una esquina
con aquello que buscáis.

Otros prefieren susurrar a vuestros oídos,
inspiraros las ideas mas locas, pero también son traviesos,
y si les seguís no se quedaran a ver las consecuencias,
se reirán desde lejos, de vuestros infortunios.





La foto pertenece a la entrada del teatro nacional de Vilnius (Lituania, of course, que ganas de ir para alla)

lunes, 27 de abril de 2009

Mala suerte


Se separó del viento para visitar la ciudad, pretendiendo compartir un beso con una joven pareja enamorada, aprovechando que la primavera calentaba calles y corazones.

Pero una visita de sus primos del norte glacial abortó la misión de los labios apasionados, y desorientado no pudo remontar el vuelo,
quedando atrapado en un local de mala muerte, mezclándose impúdicamente con humos de tabaco negro y embriagado de efluvios etílicos.
Logró escapar cuando alguien salio dando tumbos por la puerta.

Fuera creyó reencontrarse al ver a una mujer acercarse insinuante a un hombre solitario, que avanza con la mirada en el suelo.
se deslizo entre el aliento de las palabras, soñando para darse de bruces con una mera oferta comercial, transacciones de madrugada, rechazada cortésmente.
Tiempos extraños en los que cupido debe haber tomado psicotrópicos.

Helado, el soplo de viento recorre calles iluminadas de neón, atropellado entre taxis y levantando travieso alguna minifalda para entretenerse.
Girando por una farola fundida se topa de narices con un atraco, quiere chillar pero nadie le oye, salvo una cría de gato abandonada, que maúlla feroz, y un vecino desconsiderado que brama por silencio desde la ventana.
Corre buscando a la autoridad para encontrársela en un control rutinario, siendo aspirado para luego entrar en un frío tubo, orgulloso de alcanzar cotas de record olímpico.

Lastrado por el cemento de las lágrimas de una joven despechada se pregunta cuantos siglos dura una noche.

Casi no le queda aliento cuando un soplo helado lo empuja al interior de un café, donde me encuentra apoyado en la barra, haciendo tiempo para esperar al autobús nocturno junto a un chocolate con churros.
Al calorcito se asienta en mis pulmones, y se duerme, reposando mientras subo y me acurruco en el rincón trasero.
Ninguno de los tuvimos una buena noche, y malhumorados renegamos del sol que ilumina fracasos, pero nos juramos uno al otro que mañana será mejor, o por lo menos distinto.

domingo, 19 de abril de 2009

Recuerdos futuros

He visto el futuro entre las sombras de un salón al amanecer, y cara a cara me he dicho lo que me gustaba o no de mi propia vida.

Se que no me haré ni caso, que no cambiaré ni uno solo de mis defectos, al igual que las otras veces que me vi sin reconocerme, a veces imitándome, jugando, otras catalogandome de malas maneras.

Me gustaría ir más atrás, darme consejos que no seguí.

martes, 14 de abril de 2009

El dragón bajo el río

Las sombras de la mañana y del ocaso, tendidas y rotundas, eran sus leales aliadas, camuflándole del resto de la gente.
Por eso era el único momento en que se le veía recorrer la calle principal, a un extremo del pueblo por alimentos, al otro por un café, el periódico y algo de conversación.

Pegado siempre a la pared, donde podía ver claramente definida su sombra, con todas las formas adecuadas y en la proporción adecuada.
Si alguien se percataba pese a sus cuidados del defecto que le atormentaba, siempre lo disimulaban, pensando que seria efecto de la luz, a fin de cuentas, nadie podía tener solo dos dimensiones.

Su cuerpo era anormalmente fino, cada costado estaba totalmente definido, sin peculiaridades reseñables, pero frontalmente se podría haber escondido tras una farola sin que sobresaliera nada.

El mediodía en cambio era descarado e insolente, mostrando con crueldad su condición.
Por eso se mudó hacia años al pequeño pueblo, donde nadie preguntaba nunca nada, y una frase no terminada tampoco era forzada a continuar, ni invitaba a suponer.
Las frases también gustan de su propia intimidad, cálida y acogedora.

Aquel pueblo perdido había sido importante en su momento, aún lo era para sus habitantes, pero ya nadie se aventuraba a violar sus montañas, para arañar el alma del dragón.

Y es que en sus profundidades habitaba en verdad un dragón.

Quienes conocían la leyenda aun podían ver las marcas, el puente era su espina dorsal, las columnas a la entrada de la avenida sus colmillos, y los preciosos metales de las minas los huevos de sus crías.

Ralentizado su espíritu por los siglos de letargo, tuvo que observar impotente el saqueo de los inconscientes, siendo los lugareños mas ancianos conscientes que algún día sus fauces clamarían venganza.

Cuando ese día llegó, los periódicos enviaron la noticia a panfletos de dudosa credibilidad o a programas de madrugada, con presentadores de ojos vidriosos, entre ovnis y fantasmas.

Como interpretar de otra manera que calles y árboles se rebelaran a sus habitantes, que las mismas montañas tronaran y las aguas se convirtiera en aliento de fuego, reclamando que le restituyeran su perdida, y le trajeran a los profanadores para ensañarse con ellos, sin que nadie osara enfrentarse a sus garras, aún lentas pero mortales.

Nadie le echo en falta cuando el hombre en dos dimensiones al fin encontró una utilidad a su maldición, permitiéndole pasar desapercibido hasta el río, el antiguo yugo que sometiera al dragón.

Restituidos los arcanos hechizos por su sola presencia y compromiso, el dragón fue doblegado, siéndole entregado al menos el don de poner nuevos huevos.

Ocultos ambos descansarían por incontables eras, la hembra de dragón y el hombre en dos dimensiones, haciéndose compañía mutuamente.
En la entrada del pueblo se erigieron dos estatuas, una cabeza de dragón y un hombre, inusualmente fino, en posición tranquilizadora.
Quizás algún visitante ocasional pensara en San Jorge, pero los ancianos sabían muy bien del significado del tributo a quien salvara el pueblo.


miércoles, 1 de abril de 2009

"No puedo"

“No puedo”
Dos palabras simples, vulgares,
de las que pasan desapercibidas.
Juntas forman una negativa absurda,
Carente de justificaciones ni fisuras.
Si las pronuncia una boca amada
se tornan crueles, y gélidas.

Ella sostenía la llave temblorosa,
él temblaba entero sosteniendo el aliento,
viéndola dudar delante del candado.

Un símbolo de entrega y unión,
un candado en la baranda del puente,
cerrado con la culminación de los deseos,
para después arrojar la llave al río.
Y ahora era un emblema de fracaso,
una llave devuelta a la mano rechazada.

Cuando la vio correr fue consciente,
equivocó los senderos en la encrucijada,
y ahora nada volvería a ser igual,
como ella dijo al volverse.
Desconocidos que se saludan
por tiempos olvidados.

Incapaz de desterrar la llave,
ella la recibió por correo,
lacrada con su sangre ajada,
para ser olvidada sin abrir.
Sin confesar remite ni contenido,
al amante que tantos años la sacaba
y que provocara el fatídico final.

Los años olvidaron,
enterraron recuerdos,
Pero nunca cicatrizaron,
dejando latir la herida.

Un buen día ella recibió la noticia,
un nombre anónimo y difunto.
Despertando lágrimas contenidas
que inundaron su almohada
toda la noche.

La mañana ilumino las marcas
de manos embarradas en las ventanas.
Conocía demasiado bien al dueño,
como sospechaba de los extraños sucesos
que aterrorizaron al pueblo.

Cada noche que lloraba la ausencia de su esposo
un cuerpo frío llamaba a su ventana.
Ella expiaba sus errores calentando
aquel alma desprovista de reposo.
Hasta que un día decidieron huir.




Por el rió de Moskva
Bajo al Gorky Park
Escuchando vientos nuevos
Verano atardecer
Soldados al pasar
Escuchando vientos nuevos
Se achica el mundo mas
Quien iba a creer
Que fuéramos Tu y Yo hermanos
El futuro ya se ve
Se puede hasta tocar
Soplando con los vientos nuevos

Llévame
a la magia del momento
De la gloria
Donde los niños
del mañana soñarán
Los cambios que vendrán

Recuerdos del ayer
Siento al recorrer
Antiguas calles del
pasado
Por el rió de Moskva
Bajo al Gorky Park
Escuchando vientos nuevos

Llévame
a la magia del momento
De la gloria
Donde los niños del mañana
soñarán
Los cambios que vendrán
Llévame a la magia del momento
De la gloria
Donde los sueños
de los niños cambiarán
A la humanidad

El viento hará sonar
La campana de la libertad
Ya no hay tiempo que perder
Hay que girar hacia la paz
Canta con tu balalaika ya
Lo que mi guitarra quiere gritar

Llévame
a la magia del momento
De la gloria
Donde los niños
del mañana soñarán
Los cambios que vendrán
Llévame a la magia del momento
De la gloria
Donde los sueños de los niños
cambiarán
A la humanidad.

martes, 24 de marzo de 2009

El hombre gris

Entre los sueños marcha el caminante,
vestido con un elegante traje gris,
y sombrero de ala ancha,
gris, por supuesto,
al igual que el pañuelo ,
que asoma anodino desde el bolsillo.

Sigiloso en su cosecha de anhelos
por que el no puede imaginar otra vida,
sin su gris traje, noche tras noche.

En el bolsillo de la camisa guarda los amores,
pasionales y profundos, sensuales y correspondidos.
junto al corazón es su lugar natural, pero no le dan calor.

En el bolsillo derecho de su americana
almacena pesadillas y miedos turbadores,
mientras al otro lado recolecta risas y encuentros.

Imaginaos saltar entre los sueños de los demás,
un minuto marcando el gol del mundial,
para celebrarlo abriendo los brazos en la proa del Titanic.
al minuto siguiente reviviendo la infancia,
amando apasionadamente
o huyendo de seres oscuros e innombrables.

Sobredosis de emociones, sentimientos,
hasta ser incapaz de absorber más.

Los sueños son el alimento de los dioses,
por eso reune un pedacito de cada,
para luego ofrecerselos.
Dan esperanzas a la vida más insulsa,
mundos donde refugiarse,
excepto para quien solo viva en ellos.

El hombre gris pierde la noción,
olvida su nombre, su cara y color,
enterrado entre todos sus huéspedes.

No le veras, pero pasara por tus sueños,
como una gris mota de polvo en la lente.
Sufriendo por siempre lo que muchos
considerarian una bendición,
vivir en sueños,
es es por que no se visten de gris.




El hombre gris fue una creacion de Keith Giffen para su JLI (si, un comic de superheroes convertido en un bodeville), pero siempre me llamo la atencion el personaje, y que no se le diera despues mas cancha

viernes, 20 de marzo de 2009

Besos a contraluz


Entré a la cafetería tan despistado como siempre, pero ahora en la primavera alérgica se agudiza mi condición de torpe irredento, y como no podía ser de otra manera, casi vuelco el perchero junto a la puerta, que afortunadamente se encontraba vacío, o el acelerado camarero hubiera corrido peligro.

Mientras examinaba el local en busca de una mesa donde reposar, notaba que algo me llamaba la atención.
No podía ser el que todos miraran en mi dirección con expresiones entre molestas y sorprendidas por el casi-accidente, ya me había acostumbrado hacia años, pero no lograba apartar la idea que algo fallaba al recoger el café y la porción de tarta de queso.

Ya sentado y parapetado en mi libro, esperando sostenerlo del derecho, continuaba inspeccionando el local, intrigado e impaciente.
Exasperado y a punto de refugiarme en la historia de vampiros, me fijé en la mujer de la mesa de enfrente, era ella lo que fallaba, o mejor dicho, su iluminación.

Todavía era pronto, y la luz de la calle inundaba el local, sin casi necesidad de ayuda artificial, por lo que los juegos de luces y sombras estaban muy claramente definidos en todos los objetos y rostros, claros en su parte cercana al gran ventanal, y ligeramente más oscuros del otro lado, como era lógico, y esperable en un mundo regido por la lógica.

Menos ella.

Su rostro se mostraba iluminado en el perfil cercano a la pared, mientras que de cara al exterior aparecía en un ligero velo de penumbra.
Sorprendido, reemprendí la búsqueda, sabiendo ahora al menos cual era el objetivo, ese foco de luz que provocaba el efecto, pero no había ninguna bombilla que lo justificara.
De hecho, su piel iluminada coincidía con el punto más oscuro del local.

Una sonrisa tímida me alertó de atrincherarme en las páginas y en un café que ya superaba con creces la prudencia por su temperatura.

Siendo criaturas curiosas por naturaleza, reincidí en mi pecado voyeuristico, asombrado por la anomalía de aquella figura, y la seguí cuando salió de allí, ella mirando el reloj con cara decepcionada, y yo tratando de no parecer un espía de película barata, ni destrozar algo en el camino.
Tan solo interesado en ver si se reproducía el efecto en otras condiciones.

Y si, así fue como sucedió tanto en la calle, como delante de los escaparates y en el bar donde finalmente entró para sentarse en el rincón más apartado cobijando la cara en sus manos, de forma imperceptible para el resto de la parroquia.
En cualquier situación su rostro mostraba la iluminación contraria a la que debería.

Podría alegar empatía, curiosidad o simple identificación de amargos recuerdos recientes, pero me pareció evidente que aquella mujer esperaba a alguien en la cafetería y había recibido un imprevisto plantón.
Y mientras tanto no podía apartar la mirada de aquel extraño rostro, que por momentos aumentaba su magnetismo y belleza.

Sin poder describir como pasó, una nueva mirada cruzada, evocando aquella sonrisa anterior desemboco en una animada y agradable charla, prohibiendo cualquier comentario doloroso.

La mañana amaneció orgullosa y curiosa, trasteando en nuestras sabanas para enterarse de cada íntimo detalle.
Un beso, y el inicio de las rutinas diarias me enfrentó al espejo, con ella detrás mio, ambos iluminados desde la pared contraria, pero felices a contraluz.

lunes, 16 de marzo de 2009

Cuando donde es demasiado tiempo



Camaleónico peón, correo del zar.

El coche se dirige solo al centro de la ciudad, sin que yo lo conduzca, mientras mi mente cabalga en dirección a los montes solitarios, cortando las brumas con las alas de mi corcel.

Las luces pasan como flases, tratando de dormir o despertar, ¿que diferencia hay?

Me calo la capucha, y trato de decidir, pero es difícil escoger entre la nada o la herida, extraer la espina, cuando el corazón es la vez herida y daga, y la espina la victima.

Ni esta es mi almohada, ni estos tus labios.
Y bostezo mientras trato de aprender punto de cruz con el hilo de mis destino, se lo pedí prestado a las hilanderas, cuando no sabían tejer su lugar en el tapiz... yo tampoco lo sé, y me temo que se volvió a anudar

Se me podría acusar de utilizar frases inconexas, y me declararía culpable, pero es que es lo que pasa cuando dejas enfriar un café en la mesa, que terminas mirando una chavala al pasar, y luego se te agolpan las frases, las historias, y es difícil abrir una caja en la que se guardan 20 años.

Así que mejor dejar sonar esos 20 años, y que hagan espuma al caer, mientras el tiempo aparece en los mapas y los lugares tienen las coordenadas de un reloj parado en la hora bruja.

En la plaza de los heroes, la canción revelaba que es dificil beberse 10 años en un café, pero en cambio acompañados de risas, hasta 20 años se pueden disfrutar, con un grifo de cerveza como chimenea y una guitarra eléctrica en el deposito del motor.

Eso si, cuaidado con los fuegos, que arden...

jueves, 26 de febrero de 2009

lunes paradojico

16 de octubre, una fecha anodina y vulgar, como otra cualquiera, intercambiable en nuestros recuerdos, con el mismo sonido del despertador, el mismo desayuno y similares noticias en televisión.
Por supuesto, lunes.

De entre las notas junto al frigorífico sobresale un arrugado post-it con la lista de tareas y compras, debía haberla escrito hacia un año lo menos, pero seguía siendo tan validad como ayer, tareas pendientes o mas bien repetitivas.

Casi podría jurar que el montón se encontraría lleno de notas así, idénticas, con la única salvedad de comprar naranjas o manzanas según temporada.

Gente bostezando en el metro, todos grises y dignos de ser olvidados, algunos dormitando directamente, hasta que se producían las habituales avalanchas de las estaciones céntricas.
El trabajo mejor ahorrarse su descripción, para no convertir esto en un relato de terror.

Agobiado, y sin fuerzas para luchar, llego a casa de nuevo, con ganas de no despertar en una semana.
Enfurecido con este lunes arranco la hoja del calendario, pretendiendo sentenciarlo a la papelera, satisfecho al fin de poder cambiar algo.

La nueva hoja, inmaculada y reluciente, mostraba su fecha descarada, con la insolencia de haberse salido con la suya y diciendo la ultima palabra.....
....16 de octubre, lunes

Como una cruel broma del destino, condenado a repetir la pesadilla.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Pesadillas entre los bosques

Mi corazón es un cínico bromista,
armado de betadine y coraza de tiritas,
palabras asfixiadas como grito de guerra
y dilemas donde siempre elijo los problemas.

Encomendado a dioses oscuros
y con nubes tormentosas por blasón
asciendo las colinas solitarias
dispuesto a encarar la santa compaña.

Ya veo las luces asomar
titilando entre las ramas
portadas por mortajas andantes,
plañideras de adormidera.

Un ataúd portan los espectros,
con dos rosas negras, una cruz,
y el cuerno de un unicornio
labrados en su cubierta.

Cristaleras en sus laterales
me permiten ver el rostro,
inconfundiblemente real
de mi propio rostro.

Dos pequeñas marcas en el cuello,
evidencias de un agridulce final,
sacrificio gozoso de alma atormentada.

Enarbolando la hoja del anochecer
me dispongo a continuar la búsqueda
incompleta del remedio de mi corazón,
que aunque detenido en el tiempo
todavía sangra infortunios de la memoria.

lunes, 16 de febrero de 2009

Nunca dejes de mover tu culo (BIG CULO DAY 2009)

El mundo se encuentra en una situacion critica... no, no tiene nada que ver con la economia, tampoco es que me haya dado la depre por que el fuenla perdiera de 4 ayer contra el barca.... ¡¡¡es que hoy queria celebrar el BIG CULO DAY comprandome unas oreos en honor al marciano y NO HABIA EN EL ESTANTE!!!!!!!

esto es imperdonable, un ultraje, solo espero que cuando se instaure el nuevo orden de dominacion mundial marciano se garantice el suministro diario de oreos, si no se las come el mismo todas, claro

en fin, como diria la union en aquella cancion "sobre todo, nunca dejes de mover tu culo"
aunque algunos se empeñen en mover siempre el culo ajeno....


menos mal que siempre nos quedara el recuerdo de MJ...... ummmmm ¿con quien estaba casada?

al ver este dibujo, me planteaba como habria resuelto mefisto el tema de la colada en el OMD, por que una cosa es hacer perder la memoria a todo el mundo, que todos olvidaran la boda con MJ, pero claro, cuando la muchacha lavara esas braguitas y esos trajes de aracnido.... o es que mefisto tambien la mango las braguitas y las tiene alli en el infierno para sus momentos de soledad???????


en cualquier caso, el evento esta superando expectativas, mundos y universos, aqui podemos ver a emma frost, kitty pride y picara dedicandonos sus mejores caras sonrientes





y en DC, que decir de Diana, esa princesa que esta en nuestros...corazones, y que todos acudiriamos a su rescate

ufffffffffff


jueves, 12 de febrero de 2009

ya viene, se avecina.... Big Culo Day 2009

El próximo lunes 16, será el gran acontecimiento, esperado por toda la culosfera.... esto, la blogsfera

hace un año el marciano tuvo un sueño, y pretendio unir a toda la blogsfera comiquera en su intento de dominación mundial
y nosotros le brindamos nuestras paginas para mostrar el culo al mundo

y un año y un día despues llegará la hora de nuevo, ¡¡¡presenten culos, arrrr!!!



Red Sonja ya se está acicalando para estar presentable en la fiesta del evento (habra que preguntarle al marciano si ha encargado ya lo canapes)



Para los que no lo vierais el año pasado, fueron 206 culos, con el marciano viendo culos hasta en el cafe, y los servidores de blogs de medio mundo acordandose de nuestros muertos

¡que se preparen! por que este año, el mundo volvera a ver culos BWAHHHH-HA-HA-HA!!!!!!

Big Culo Day 2008
el marciano llevando un día de culos

PD: este jugador de basket de kansas tambien esta avisando a su compañero del evento que se aproxima, aunque no tengo claro si ha captado el sentido del evento

miércoles, 11 de febrero de 2009

El sembrador de estrellas

Imaginaos a un hombre recorrer los sembrados, capazo apoyado en la cadera, lleno de semillas doradas.
Estos esforzados trabajadores siempre dirigen un ojo al cielo, expectantes del clima, del brillo del sol o las amenazantes nubes, y cada ciclo de siembra dura meses de tensa espera, y duro trabajo.



Ahora alterar la idea, imaginad que ese labriego tiene que sembrar cada jornada, imaginadlo recoger su fruto cada mañana, y al caer la noche salir de nuevo a recorrer las aradas arenas, para espolvorear su semilla.

Pero esas arenas no están en la tierra, sino en el cielo, y su grano dorado no es trigo, sino estrellas, y si sois capaces de imaginarlo, lo veréis, no en sueños, pero el si recogerá al amanecer la esencia de vuestros sueños mientras durmáis, alimento divino para volver a sembrar mañana.



La estatua, “el sembrador de estrellas” esta en Kaunas, Lituania, por la mañana solo vereis un labriego, y quizas algunos repararais en que el muro tras el tiene dibujadas estrellas, como un grafiti inconexo.

La noche en cambio, con su oscuridad, nos muestra cosas que no vemos a la luz, y la sombra del labriego se estiliza, ocupando su lugar correcto.
Justo a tiempo de extender las estrellas por el manto celeste.

La encontré buscando información de Lituania, y pertenece a un artista llamado Morfai, aunque luego tome las fotos prestadas de la pagina de mandelrot

jueves, 5 de febrero de 2009

Marie Fredriksson - Så länge det lyser mittemot

Tras los susurros de Marie, la vampira con la que empezo este blog, y la continuacion de su busqueda de Pierre, estuvimos recordando a otra Marie, a Marie Frediksson, cantante de Roxette junto a Per Gessle

y añorandolos, no he podido resistirme a buscar algunas canciones suyas, pero la que voy a poner no es de la más conocidas, pertenece al primer single que salió de "Den ständiga resan", album en solitario de Marie de 1992 y un disco que sulo escuchar tirado en la cama, esas tardes en las que "no quiero estar, no quiero jugar" (como diria Christina) o se ve la lluvia por el cristal

martes, 3 de febrero de 2009

Danza Macabra



Al repicar de las campanas todo el pueblo se encontraba resguardado tras puertas atrancadas a cal y canto. Todas ellas marcadas, como las ventanas, con arcanas runas protectoras, vestigios de antiguas supercherías, pero es a lo que nos reducimos cuando atacan lo más básico de nuestros miedos.

Nadie osaría pronunciar sus nombres, pero aquel pueblo se encontraba atemorizado hasta limites insospechados, rindiéndose a lo imposible, y temblando para no ser los siguientes.

Apuraba la jarra de cerveza en las ultimas campanadas, las 12 de la noche, esa hora que nuestros abuelos nos enseñaron a temer, sin tener muy claro los motivos.
Y empezaron de inmediato los alaridos, uñas rasgando las maderas, tratando de encontrar huecos, imperfecciones en las salvaguardas.

Las encontrarían, de eso no cabía duda, y todos los habitantes de la posada que aún quedaban en el salón subieron apresurados las escaleras, miedosos que se esconderían bajo las camas si pudieran, como si la altura del piso superior les fuera a proteger mejor.

Unos alaridos señalizaron el final de la espera, aquellos depredadores habían encontrado la pieza débil, y tenían a alguien en su poder. Una mujer a juzgar por el tono, no muy lejana, tal vez la panadera del pueblo, sin duda aquellos palurdos echarían de menos sus tartas de chocolate, aunque debieron considerar que le tenían más apego a sus propios cuellos y sangre, por que nadie mostraba intención de salir a socorrerla.
Incluso se podría decir que suspiraban aliviados, por escapar una noche más.

El pueblo se encontraba alejado de cualquier núcleo urbano, lo suficiente para no esperar ayudas casuales, y que cualquier osado que aventurar correr a dar alarma fuera capturado por los sabuesos de los sirvientes de la oscuridad.

El ultimo trago de cerveza me recordó que había llegado a este maldito estercolero, apartado de cualquier sitio en busca de tranquilidad, y esos gritos no ayudaban, desde luego.

Me levanté serena, con paso firme y una más que evidente irritación, en dirección a la puerta atrancada, dispuesta a salir.
Algún parroquiano amagó con salirme al paso e impedirme apartar los maderos, no por protegerme, desde luego, sino más bien por evitar que les pusiera en peligro.

Una fugaz mirada de rabia les dejo claro que aquella preciosidad rubia por la que llevaban toda la tarde babeando estaba más que dispuesta a arrancarles la cabeza con menos misericordia que las criaturas del exterior. Al menos si me importunaban.

La noche en el exterior era fría, como sus rostros cuando se percataron de mi presencia. Desde luego no esperaban que el postre fuera a buscarles, pero esta vez quizás se les atragantara el dulce que anhelaban.

Cerré la puerta con cuidado, y les miré fijamente.
No me había equivocado, se trataba de dos vampiros jóvenes e inexpertos, apabullados por su situación y que habían montado más teatro del necesario para asustar a la comunidad.
Tenia que concedérseles el merito de lo aterrador de su aspecto, con la ropa hecha jirones y el maquillaje, que escondían la belleza de la joven. Él en cambio tenia un rostro vulgar.

En cualquier caso no estaban preparados para lo que ocurrió después, una danza de sangre y crueldad, garras y colmillos lanzados al viento contra sus objetivos.
No tenían oportunidad contra una vampira de 200 años de edad.

Ambos acabaron despedazados y ardiendo en una pira, como su reciente victima, no estaba dispuesta a compartir el territorio.
Todavía no tenia muy claro por qué seguía con vida después de convertirme en ceniza hacía un mes, solo podía recordar un austero faro, una habitación empapada de sangre, y despertar de mis sueños delante de una foto de Pierre.

Estaba dispuesta a descubrirlo todo y acabar de una maldita vez con aquella historia pero antes debía recuperar fuerzas, y este pueblo apartado era perfecto, sobre todo si eliminaba cualquier cosa que pudiera llamar la atención o perturbar mi nueva reserva de caza.
La gente no preguntaría si desaparecían algunas vacas y algún viajero ocasional de paso por allí, con los que tenían conexión.

El trato silencioso era claro, les libraba de aquellos dos vampiros y ellos olvidarían que daban cobijo a una vampira, que buscaba recuperar sus fuerzas antes de la ultima cacería.
No le parecía demasiado pago por la seguridad, mientras no fueran ellos mismos las presas.



- - - - - - - - - - - - - - - -

No pensaba que Marie fuera a volver, hacía mucho que no la escuchaba susurrarme sus historias al oído, pero el caso es que ha vuelto y está dispuesta a terminar con Pierre y averiguar que ocurrió en aquel faro.... esperare a una noche tranquila para preguntarla de nuevo.

- - - - - - - - - - - - - - - - -

El video pertenece al programa de exhibición de los flamantes campeones de Europa, Jana Khokhlova y Sergei Novitski, que interpretaron su particular Danza Macabra, en un baile sobre hielo de autentica belleza terrorífica.

Este año no participaban Oksana Domnina y Maxim Shabalin, que les arrebataron la dorada presea el año pasado, pero esperare ansioso a ver el duelo del próximo año.

Ademas, con la belleza de Jana y Oksana, el duelo promete emociones fuertes.

miércoles, 28 de enero de 2009

Ariana

Esta es mi sobrinita Ariana, la foto es del lunes, el primer dia de su vida, y reconozco que se me cae la babilla al mirarla

viernes, 23 de enero de 2009

Liquid boy



La lluvia cayó empapando el suelo, formó charcos y riachuelos por las abandonadas calles y siguió cayendo sin dar respiro.

Hasta que en uno de esos pequeños torrentes se mezcló con unas lagrimas inútiles, el único fruto inerte de un amor desperdiciado.

La sal de aquellos pedacitos de sufrimiento causó efecto a la lluvia.
Rabia inclemente, lamentos y autocompasión, una mala mezcla para un viernes solitario en el callejón donde solo había un viejo gato.

El agua se arremolinó en torno a las lagrimas como un torbellino, llenándose a si mismas, hasta adquirir consistencia. Primero gelatinosa y después ir compactándose según se elevaba el montón de pena con forma.

Los ojos del gato, que había visto demasiado mundo no podían apartarse, frente a si tenia un humano joven y transparente como un charco.
Y al trasluz se distinguía su alma desconsolada.

Cuando el joven se irguió y tomo algunas ropas tiradas por el suelo, se percato al fin de su espectador.
Sonriéndole alargó la mano, con unos dedos líquidos que parecían fluir mas que moverse.

Sus caricias eran húmedas, pero reconfortantes, como llorar en un hombro amigo, y el gato se dejo llevar, diluyéndose en los brazos de aquel desdichado.

Pronto, una discreta cabellera cubrió su cabeza, parduzca como el minino que antes habitara el callejón, y el agua de su rostro adquirió tonos menos llamativos que la nada anterior.

Fuera, la calle seguía desierta, solo algunos coches y algún transeúnte despistado desafiaban al temporal.
Y las luces de aquel bar.

En aquélla barra olvidada, donde varias personas saboreaban soledad a tragos lentos, estaba sentada ella, la joven cuyas le dieron vida, y su vida la pertenecía.

Su tristeza ahogada en unos ojos cerrados, el rimel descolorido y repartido por las mejillas y su sonrisa olvidada.

Se reconocieron enseguida, nada más sentarse a su lado, y salieron agarrados del bar, sin que nadie se fijara.




A la mañana siguiente sus vecinos encontraron un charco en la puerta del piso, y ojeras tatuadas en su ojos al salir.

El gato maullaba melancólico en el callejón y la vida continuaba, sin el joven liquido que la ayudo a mitigar el dolor aquella noche solitaria.


domingo, 18 de enero de 2009

Repostando el alma

El viaje desde Sevilla había pasado en un suspiro, atragantándose de kilómetros fugaces.
No podía recordar cuando empezó el pique con el coche rojo, ya que todo se inició de forma casual, ella aceleraba para no pensar, huyendo de una feria a la que no podía asistir por compromisos laborales.

Odiaba profundamente a su jefe mientras devoraba las rectas de la carretera, aquel zopenco que babeaba mirándola el escote, y que a buen seguro habría jodido el sistema informático solo para obligarla a volver y tratar de tenderla una encerrona, y entonces se percato del coche rojo, que la adelantaba de nuevo.

Debían ser varias veces las que repetían la maniobra, ya que le resultaba familiar, y desahogo su rabia en devolverles la pasada a los dos niñatos, que no iban a ser rivales para ella, aunque ahí seguían jugando.

Poco a poco la furia había quedado atrás, convirtiéndose en divertido deseo, un juego de caza en el que se permitió algún coqueteo por la ventanilla.
Ellos la rebasaban y luego reducían para desearla mientras que ella les excitaba en su carril, sin llegar a repartirse los papeles de presa y cazador, que se alternaban.

En medio de la partida, la aguja del deposito reclamó su atención, celosa de los besos.
Maldición, debería parar en la próxima gasolinera aunque se permitió una ultima concesión, acelerando para ponerse delante y marcar la salida con el intermitente, fin de juego, y victoria.

La sorprendieron tomando el desvío justo detrás suyo, quizás el juego podría continuar, y los coqueteos e insinuaciones siguieron mientras repostaban, con algún botón de menos en su blusa, dejándoles entrever el nacimiento de sus pechos, como premio por liberarla de la tensión.

Las primeras risas dirigieron la conversación al bar de la estación de servicio, casi desierta a esas tempranas horas.
Un par de cervezas y se dirigió al baño, con una sonrisa cómplice.

De nuevo no la fallaron, presentándose de inmediato para cerrar la puerta por dentro, haciendo claudicar el resto de botones, para que les saludara el delicado sujetador.
Hechas las presentaciones con sus boxers, el frescor de la mañana fue sustituido por tórridos magreos, sudores y jadeos que empañaban los espejos mientras ambos prestaban atenciones y ofrecían su entusiasmo al cuidado cuerpo de Vero.

Simultáneamente, la proporcionaban todo el placer del que eran capaces, entregándose en la tarea, hasta que el volumen de los jadeos les fue avisando del culmen del momento, acelerando para poder llegar todos al orgasmo entre mutuos vaivenes.
Breves besos apasionados agradecían la liberación, pero no era el lugar más adecuado para recrearse en arrumacos.

Cuando salieron arreglándose las ropas, pudo captar la cara risueña del dependiente, pero no la importaba después del homenaje que se había dado, lista para volver a Madrid, mientras sus dos admiradores se dirigían a Valencia, invitándola cuando quisiera... quien sabe, aunque lo más probable es que no los volviera a ver, al menos, una ves desahogada, no correría peligro de recibir una multa por exceso de velocidad.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Experimento con un relato algo más subidito de tono de lo habitual, a ver que tal queda...

Para acompañar, propongo a Helena Paparizou (antigua ganadora de eurovision) con el tema Heroes, en la apertura de los europeos de atletismo



Y es que Heroes son aquellos capaces de atrapar la vida

sábado, 17 de enero de 2009

Corazones de nieve

Estirando la mano, el duende sostuvo la bola de cristal, con la pequeña ciudad enterrada en nieve en su interior, tan bella y serena como una amante dormida.
Pero no estaba acorde con su humor travieso tanta tranquilidad.

Sin que pareciera haberse movido, ahora el brazo se encontraba elevado, varios giros de muñeca, y toda la nieve se encontraba flotando en la bola, enturbiando la ciudad y provocando reflejos de purpurina, casi irreales.

Sonriente, el duende se acerco a la ventana sin soltar su juguete, y observo complacido como la nieve se posaba en las calles, un blanco manto donde podría divertirse.
Así se abrigo convenientemente y disfrazo su naturaleza con algunos hechizos, antes de volver a agitar la bola para sentirse complacido.

Dispuesto el tablero, salió a la calle, iba a divertirse y seducir alguna muchacha humana, a compartir los calores de la pasión, que combatirían su propia travesura.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



Desde la fría Rusia, llegan Serebro, y la verdad es que la canción y el video me han sorprendido

domingo, 11 de enero de 2009

A la luna le gusta el blues



Inundaban el aire los lamentos de su vieja guitarra, notas desafiantes y luchadoras, con ansias de vida propia, pero que para el oyente casual encajaban la perfección en su ronco murmullo.

Si el diablo incendiara la tierra, este sería el primer lugar o el ultimo rincón en ser consumido, en función de que le gustara el blues.

Sentado bajo el carcomido poste de carretera, con el atardecer a su espalda y escoltado por los caminos que llagan al cruce, vio pararse a su lado un coche, demasiado rojo, demasiado escandaloso, conducido por una preciosidad de piel canela, escondida tras unas enormes gafas de sol, que a duras penas tapaban las marcas y lagrimas.

La mujer, a punto de abrir la boca escucho la contestación a sus preguntas:

-Seria mejor fundir el dinero del maletero, cambiarlo de forma que no te puedan localizar, o mejor aún, tirar las cenizas al mar, por muy valioso que sea – Continuó sin levantar la vista ni dejar de tocar las tristes notas - Aun así, si deseas continuar tu viaje, 2 kilómetros al oeste encontraras un motel donde pasar la noche, pero te aconsejo darte prisa en llegar a la costa, y luego coge a tu familia y mudaros a algún sitio tranquilo, no querrás estar localizable durante un tiempo.

El asombro apenas dejo espacio para la creciente furia por que el anciano conociera tanto de sus propósitos.
Trató de replicar, de negar todo, pero una mirada de aquellos ojos, bastó para congelarla, pausando por un instante imperceptible los gemidos de las cuerdas.
Cuando la suave cadencia volvió a inundarlo todo, ya ninguna palabra tenía sentido, tan solo tomar el volante y dirigirse carretera adelante.

Mientras el coche se alejaba desapareciendo en la nube de polvo del camino, el anciano entono los últimos acordes, dando por cerrada la canción con la armónica que había aguardado serena en el bolsillo.
En paz con el viento y las nubes procedió a guardar su instrumento.

-Me gustas, preciosa, tan rebelde e inconformista que me recuerdas a mi mismo hace demasiado tiempo. Suerte en tu viaje, aunque creo que no la necesitaras, hay sendas que se recorren mejor tomando las cosas con decisión, sin confiar en la traicionera fortuna....

Una llamarada ilumino repentinamente el crepúsculo y el cruce quedó vacío de nuevo, sin rastros de que nadie hubiera pasado por allí en años.

A la mañana siguiente la policía encontró al marido muerto, con el mástil de una vieja guitarra partido y atravesando su corazón. Sin rastro alguno del dinero ni de su mujer.

Había sido lista y tras huir siguió los consejos del anciano, pero parece que el infierno tenia un rincón reservado para aquel que la había estado golpeando durante años.

sábado, 10 de enero de 2009

Jugando a fallar



Pese a lo que nos enseñan, el mundo no rota de forma uniforme, de hecho acabo de notarlo girar bajo mis pies, justo cuando me empezaba a adaptar al escenario, para así cambiarlo.

Jugando como un trilero con el destino, sin dar elección alguna.

Dulce o salado, dilema trivial que troca en trascendental según el trasfondo para luego diluirse entre unos dedos demasiado acostumbrados a las perdidas.

Intento usar mis reglas, sin atajos ni ventajas dolorosas, pero es difícil saber que la mejor elección es a la vez la peor.

Giran los cubiletes, y en esta partida pierde quien encuentra la ficha ya dentro de uno de ellos, y aun así, siempre la encuentro.

Vuelvo a notar que el mundo gira otra vez, y esta vez no tengo ni idea de que me encontraré, aunque me lo tema.