miércoles, 9 de mayo de 2007

Carta desde el espejo

Saludos
Te escribo esta misiva a ti, perfecto desconocido, intimo acompañante, puesto que son tus manos las que sostienen la pluma, aunque sea mi mente la que dicta las palabras.
Me consta que es una extraña forma de iniciar la carta que encontraras mañana cuando despiertes sobre tu mesilla, pero no cabe lugar a dudas que el destino genera extrañas formas de comportamiento.

Tú que tantos viajes iniciaste con la maleta vacía y sin destino en el billete, me creaste, aunque fuera en un momento de debilidad y por tanto te debo el respeto, pero una vez desaparecida la vorágine creadora, el destino queda libre de las doradas cadenas del recuerdo, y tan solo la oscura senda del tiempo debería ser mi camino.

Los mundos que pasan por tu imaginación no son tan solo fruto de una reluciente ilusión o de una tortuosa pesadilla, sino los lugares donde habitan los sueños, etérea realidad en la que me encuentro durante los luminosos días, comunicado tan solo a través de la ventana de una hoja de papel.
En ese papel se plasman historias que no surgen de fantasía alguna, sino que siempre estuvieron allí presentes, esperando la tinta que fluyera por surcos olvidados, y las hiciera visibles.
Mundos que desconocen la existencia de los textos que les retratan salvo por visionarios que son quemados por brujos o considerados locos. Tiene gracia, estar loco allí donde la locura es razón de vida.

Pero yo te conozco, pues te he visto en mis sueños cuando tu andas, y desde este momento te advierto, ya que al igual que cuando el lobo prueba la sangre es difícil retirarle la rojiza pieza de carne, en mi caso es doloroso renunciar a los colores y sensaciones que tu mundo me ofrece.

Pues las he probado, cuando dormías, mientras soñabas con reinos fantásticos, intercambiando nuestros lugares. Visitando lugares para ti comunes, maravillas enfrentadas a mis rutinarias luces de artificio.
Haciéndome fuerte, alimentándome hasta lograr lo que esta noche te anuncio, pues al fin he logrado independizarme.
Nunca más volveré a la inconsciencia cuando despiertes, y andaré por tus mismas calles sin esperar a la traicionera luna.

Sirva esta advertencia para ocasiones en que alguien desconocido crea recordarte, pues será a mí a quien evoquen en su memoria.

No desesperes, pues el canal a tu imaginación queda abierto desde ya, sin la puerta giratoria de mi mente. Ya no necesitaras recurrir a la desolación para encontrar el camino de losas amarillas, pero ten cuidado, pues las bisagras que ahora quedan abiertas no solo darán paso a los sueños, sino también a las pesadillas, de las que harías bien en guardarte.

Me despido de ti, sabiendo que quizás no nos volvamos a ver, aunque desearía encontrarte un día, como si miráramos un espejo, para evaluar quién avanzó mejor por la vida, si el ser humano original, o la ilusoria replica creada por sus pensamientos.

Hasta la vista


------------------------------------------------------------


¿Os imaginais que un escritor recibiera una carta de su propia creacion?

PD: si, la idea me surgio con vuestro concurso, LaConica y 629, pero es otra vuelta de tuerca, yo no estaba en el concurso y no tenia que usar a un escritor concreto (mas bien de mi imaginacion a mi mismo jejeje)

7 comentarios:

629 dijo...

Pues la idea no está mal. pero mis personajes no pueden hablarme.
Soy yo su boca, sus ojos, sus oidos y su piel si toca.

Pero me gusta la idea. Oh! eso ya lo dije. ¿o fue mi personaje?

una vida lo que un sol dijo...

Kaoosss! Me encanta.

¿La creación alumbra al escritor? Qué idea tan bonita.

Las historias esperan a que la tinta corra por los surcos del papel y las haga visibles. ¡Qué imagen tan tan tan linda.!

Bueno, pero supongo que la idea del certamen no la habrás descartado, verdad? Ya lo sé, es más convencional que esto, pero... y si lo ganas?

Me voy a dormir. Es tarde. Besos acompañados de sueño.

Kaos Baggins dijo...

eterna pregunta, ¿soñamos cuando dormimos? o cuando estamos despiertos ¿soñamos que estamos despiertos?

629, tu seras los sentidos de tus personajes, pero cuando duermes (cuando ocurre), que hacen ellos ¿se estan quietecitos sin tu control? o ¿se vuelven independientes? jejejeje

una vida lo que un sol, me alegro que te gustara esa imagen.
Los sueños estan ahi desde siempre, solo esperan una cabeza que los albergue. Las historias, las imagenes, los dibujos, ya estan impresos en los papeles, solo somos conductos que los traen a la realidad.
Unos somos caminos rurales, y otros fueron autopistas que nos dieron los libros que nos gustan, pero todo el mundo tiene una puerta hacia sus fantasias

El certamen no esta olvidado, y este finde lo terminare, que ya lo tengo aporreando la puerta
¿convencional? no lo creo jejejeje

La cónica dijo...

Ya lo creo que es otra vuelta de tuerca. Los personajes, una vez creados, tienen su camino, que el escritor no puede guiar. Pensé que eran los lectores los que les daban otras vidas.

La frontera de mundos, permeable, de los sueños, donde habitan uno en otro, personaje y creador, es muy sugerente. Y me gusta que el cuerpo de trapo del escritor dormido sea una marioneta del personaje. Sus manos instrumentos para escribir, por ejemplo. Sus ojos, sus recuerdos, su tacto, su oído, todos a servicio del personaje.

Y la declaración de independencia. Qué fuerte me parece, la declaración de independencia...

Lalaith dijo...

Oh, el personaje escapando del control de su creador... da un poco de miedo, ¿no? Aunque es también interesante. Me ha encantado la carta.

Bea dijo...

Las licencias que puede tomarse uno cuando no participa en concurso, Kaos. Me gusta la idea de que las creaciones puedan tomar vida y funcionar por si solas.
Mola!
Besos

Kaos Baggins dijo...

la cónica, la frontera entre la realidad y los sueños es muy permeable, tanto que a veces se desplaza y todo

mientras se conserven las llaves para volver siempre es bueno dar una vuelta por las fantasias y que estas visiten el mundo

el miedo me lo daria como haya mas creaciones rebeldes lalaith, por que si veo colmillos xxl salgo por patas jejejeje

lo curioso bea es que parte de la historia llevaba tiempo escrita pero en otro formato y nunca me parecia que funcionara... viajando semidormido en el tren, le reconocen, pero no a el, sino a su creacion, que llevaba tiempo independizada.... lo de la carta fue la excusa para que me intiera comodo con la historia :)