jueves, 31 de mayo de 2007

Peon suicida

Hay días en que te sientes un peón atravesando el tablero,
alternando colores bajo tus pies, claros y tormentas.
Días en los que el mundo se empeña en dirigirte,
y solo te queda gritar con rabia para rebelarte.

Lo fácil seria dejarte llevar, y estas tentado,
como tantas veces, de saborear la tranquilidad,
aunque sepas de su amargo regusto final
cuando piense en las cosas que pudiste hacer.

Apremiado por caballos acelerados al borde de un ataque
te cuelas entre los finolis alfiles, aparentes fachadas huecas,
hasta chocar contra la dura piedra de las torres.
Alarmado giras la cabeza, y decides rebelarte,
coger de la mano a la reina y correr fuera del tablero.

Sorteando las fichas de las damas en fintas suicidas
alcanzas la caja de las fichas, y allí descansas al fin.
Trono hueco, donde disfrutar que un mal día
siempre puede cambiar y ofrecer reposo.
Ojo del huracán, donde la reina olvida su corona.

3 comentarios:

una vida lo que un sol dijo...

El texto, además de ser la vida de algunos días, una carrera desesperada hacia un oasis en el que respirar, se me antoja como un anuncio en mi cabeza.

Que descanse en la caja de las fichas, peon suicida.

Besos a cuadros.

La cónica dijo...

Me recuerda a la canción aquella de Mecano. Negro, bajito y cabezón... El ajedrez tiene normas demasiado rígidas. Debe haber formas más heterodoxas de acercarse a la reina, y lugares más hermosos para llevarla que la caja de las fichas, aunque el juego quede descabalado.

Besos estratégicos.

Kaos Baggins dijo...

una vida lo que un sol, el caso es que ayer me levante con la sensacion de que iba a ser un mal y largo dia... y el convencimiento de que no me daba la gana que lo fuera jejeje
asi que ademas de relato de un dia, o anuncio, puedes considerarlo tambien declaracion de intenciones, o manual de como rebelarse a un dia que empieza malamente

la cónica, que buena aquella cancion de mecano, "peon de negras", yo tambien la recorde al escribirlo.
hay mejores lugares para llevar a la reina, siempre pueden trepar por las cajas de los juegos, alcanzar el risk, y llegar a la casilla de paris
pero para alcanzar a la reina que se ve al otro extremo del tablero, siempre hay que tener un puntito suicida
(a la reina del mismo lado del tablero mejor dejarla tranquila, que estara con un colega con corona, ¿esa ficha era el rey, no? creo que es la unica que no nombré jejeje)